Clima San Juan
Email Email Email Ingresar
Registrar

San Juan, 20 de julio.- La mamá cedió a la nena a otra mujer, cuyo hermano la asentó con su apellido como si fuera su hija. Le dieron 4.000 pesos.

Una joven madre de 4 niños entregó a su hija de apenas un mes de vida a otra mujer a cambio de 4.000 pesos, supuestamente porque no podía mantenerla, y a los días se arrepintió. La niña hasta había sido asentada como hija de un hermano de la otra mujer para cambiarle el apellido y, cuando la mamá quiso recuperarla, se negaron a devolverla. El hecho fue denunciado en la Central de Policía. Ayer, todos terminaron presos y la pequeña fue llevaba a un hogar de niños dependiente del Estado.
El juez de instrucción Martín Heredia Zaldo investiga el posible delito de supresión de estado civil de un menor y en dicha causa, por ahora, están detenidos la madre (se reserva su nombre para salvaguardar a la menor) de esa criatura y los hermanos Carolina (27) y Javier Castro (31), según la Policía. Estos últimos son señalados como las personas que se quedaron con la nena.
La joven mamá, de 25 años y con domicilio en Pocito, dio a la luz a esa niña el 16 de junio pasado en el Hospital Rawson. ‘Ella quería tenerlo, pero no podía criarla por la situación en la que estamos. Tiene otros tres chicos y no consigue por ningún lado trabajo. No tiene ni para los pañales. Y esa familia se ofreció a tenerla a la bebé’, relató un familiar de la madre de la niña.
La versión es que esas personas también le ofrecieron dinero, como una ‘forma de ayuda’. Por lo que averiguaron los policías de Seguridad Personal, al mando del comisario Gregorio Díaz y el principal Víctor Orellano, es que la maniobra estuvo pensada desde antes del nacimiento. Carolina Castro, quien no puede tener hijos, es amiga o conocía a la joven mamá desde hace años.
Se sabe que la niña no fue asentada el día que nació, sino que la inscribieron en el Registro Civil el 13 de este mes pero ya con el apellido Castro. Para esto, Javier Castro (el hermano de Carolina) fue en compañía de la mamá y la beba y la asentó como hija suya, como una forma de ‘blanquear’ el estado civil de la criatura y quedársela, indicaron fuentes del caso. Hecho el trámite, los Castro se llevaron a la beba y le entregaron 4.000 pesos a la joven pocitana.
Lo que no pensaban era que la mamá se iba a arrepentir. Eso fue al otro día, según sus familiares. Por lo que contaron, la chica contactó a los Castro para que trajeran de vuelta a la niña, pero éstos contestaban con evasivas o decían que ya iban a llevársela para que la viera, además no le decían dónde la tenían. En los días siguientes, la joven habló sobre su problema con unos pastores evangélicos y el sábado pasado hizo la denuncia. Los policías de Seguridad Personal, bajo las órdenes del comisario general Fabián Mondaca (jefe del D-5) y juez Martín Heredia Zaldo, empezaron con las averiguaciones y los allanamientos en Rawson y Pocito. Ante esto, los Castro entregaron la beba a su mamá el lunes a la noche. Igualmente, ayer los detuvieron, lo mismo que a la mamá que andaba por el hospital de Pocito con la beba y otra hija.

 

 

COMENTARIOS DE LOS LECTORES


Radio Zeta no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Radio Zeta se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos

Municipalidad de Calingasta 2018

Noticias Relacionadas

Desarrollo Web: leandrogt41@gmail.com Diseño Grafico: paula.lanzi@gmail.com